Logo Colombiafintech
Tipo de publicación
General
¿Sabe qué evalúan los inversionistas en las rondas de capital de las FinTech?

¿Sabe qué evalúan los inversionistas en las rondas de capital de las FinTech?

2022-03-27

Expertos del sector financiero abordan que algunas veces los inversionistas requieren auditar los estados financieros con un tercero, evaluar cambiar la matriz de la compañía en EE.UU., y evaluar los riesgos del país al no contar con una Ley FinTech.

La irrupción de las FinTech en la industria financiera ha hecho que algunas de estas compañías crezcan ante al incremento del volumen de sus operaciones o bien necesitan mayor caja para seguir expandiéndose. Uno de los caminos más recurrentes son las rondas de aumento de capital que permiten inyectar recursos a estas firmas de la mano del ingreso de nuevos inversionistas a la propiedad.

El director de PwC M&A Transaction Services, Joaquín Pérez, recuerda que "el ecosistema de FinTech está acaparando montos de inversión sin precedentes en las startups, además de sumar nuevos actores. Chile ha seguido esta tendencia, pasando de 112 FinTech en 2019 a más de 180 en la actualidad".

Tipos de rondas

Desde Bice Lab, el gerente de M&A y Desarrollo, Guillermo Ferraro, comenta que lo que evalúa un inversionista en las rondas más tempranas y denominadas 'pre-seed' y 'seed', son aspectos como el equipo fundador detrás de la compañía tecnológica, la demanda por los servicios y productos que ofrecen, entre otras cosas.

Ferraro indica que "cada serie de financiamiento responde a una etapa de desarrollo del negocio". No obstante, precisa que "es importante entender que el camino de financiamiento que toma cada startup es único y no hay una regla general que aplique para todos igual"

Ferraro explica que, en el caso de las serie de 'pre-seed', se concibe la idea del negocio y ahí es el equipo de fundadores el que aporta de su propio capital, muchas veces junto a familiares y conocidos, para financiar los primeros desarrollos y probar el concepto.

Luego, está la serie 'seed', que se trata de la "primera ronda oficial que generalmente implica patrimonio. Esta ronda ocurre cuando la startup es algo más que solo la idea y permite financiar los primeros pasos, como investigaciones y desarrollos de productos", dice el ejecutivo de Bice Lab.

Pérez manifiesta que "una vez que la supervivencia de la empresa está asegurada, la estrategia de crecimiento de la FinTech será determinante para la estructuración de las futuras rondas de financiamiento".

Después se salta a la serie A, en donde la empresa logra tener un track record desarrollado con una base de clientes y usuarios importante, ingresos, entre otros resultados. En esta parte del camino se busca optimizar la base de clientes y la oferta de productos, así como generar escala en el negocio.

Luego está la serie B enfocada al crecimiento. Para ello, se trata de expandir el alcance de mercado y preparar a la startup para que pueda enfrentar altos niveles de demanda. Adicionalmente se busca atraer talento y robustecer el management, sostiene Ferraro.

Los negocios que llegan a la serie "E", en tanto, "suelen ser bastante exitosos, tienen ya una base de clientes establecida, fuentes de ingreso e historia de crecimiento probado. Buscan capital adicional para desarrollar nuevos productos, expandirse a nuevos mercados, adquirir otras compañías, etc. En general, esta serie precede a un IPO o M&A, y en el caso de las startups pueden incluso llegar a series de financiamiento D o E", dice Ferraro.

Ferraro hace ver que "otro objetivo de tener financiamiento por etapas diferenciadas es la no dilución de los fundadores a valorizaciones bajas en etapas tempranas".

El foco de los inversionistas

Respecto a las personas que están detrás la firma, Pérez sostiene que los inversionistas ponen ojo en "un equipo directivo comprometido y con sólida experiencia en el rubro, idealmente también respaldado por exits o levantamientos previos de capital exitosos".

Pérez añade que otro elemento a considerar es "el track record de la compañía, buscando un desempeño financiero y operacional que fundamente las perspectivas de crecimiento futuras".

En esa línea se agrega "la tracción y prestigio que tienen los inversionistas que hasta el momento ya hayan invertido en la FinTech".

El intercambio de información

Llegado el momento del cara a cara entre inversionistas y fundadores de FinTech para conseguir el respaldo, se da el due diligence. La abogada y socia de Apparcel Uriarte & Vassallo, Consuelo Mackenna, puntualiza que "pueden haber diferencias según el tipo de target al que el inversionista apunta, dependiendo del giro del negocio y los mercados en los que opera o la criticidad del negocio".

El abogado y socio de Carey, Francisco Guzmán, dice que la información que solicitan los inversionistas, generalmente se divide en dos partes. El primer paso es evaluar la compañía y sus activos.

Mackenna añade que "en general en los procesos de due diligence, y desde un punto de vista legal, se pide la información corporativa de la sociedad".

Ambos expresan que se requieren los estatutos de la sociedad y sus modificaciones e información contable. Sostienen que dependerá del inversionista si contratan a auditores externos para la revisión de ese tipo de información.

También se solicita información tributaria en lo referente a sus últimas declaraciones anuales de impuestos a la renta e incluso revelar si tienen contingencias con el SII.

Mackenna indica que "cuando la inversión es significativa, es común que el inversionista involucre a terceros en los procesos de due diligence, tales como abogados, contadores y auditores. Esto es aún más común cuando se trata de inversionistas extranjeros, quienes requieren de asesoría por parte de un tercero para entender cómo opera el mercado local, la regulación aplicable y los riesgos a que se podría ver enfrentada su inversión".

Y el segundo grupo de información que requieren los inversionistas corresponde a aquella relativa al negocio desarrollado por la FinTech en particular y su cumplimiento regulatorio.

Entre los antecedentes que tienen en cuenta, según relata Guzmán, son antecedentes sobre las operaciones de la compañía, incluyen el tipo de plataforma y software que usan, mercado que abordan, tipo de clientes, u otra relacionada al negocio específico.

Guzmán hace ver "acá es donde el panorama puede ser más o menos complejo, dado que al no tener en Chile una ley que regule la industria, hay muchas FinTech que operan sin un marco regulatorio claro, lo que puede generar un problema para cierto tipo de inversionistas, que les incomoda invertir en empresas cuyas operaciones pueden ser discutibles o de frentón ir contra el marco regulatorio que tenemos, que no ha cambiado mayormente en los últimos 20 años en estas materias".

Mackenna remarca que "al no tener una Ley FinTech vigente, los inversionistas quieren conocer los riesgos y efectos a los que pueden estar expuestos".

En cuanto al tiempo que toma un proceso de una ronda de aumento de capital, Guzmán sostiene que "en general las startups de este tipo buscan levantar capital rápido, porque son muy dinámicas. Hemos visto procesos de financiamiento que toman entre uno y dos meses en promedio".

Asimismo, agrega que "dependiendo del monto de la inversión, la cantidad de inversionistas, y si es necesario cambiar el país de la matriz -lo que es común si la ronda la lidera un fondo de venture capital extranjero-, la ronda de financiamiento puede tomar un tiempo mayor".

Valorización de la FinTech

Algunas startup tienen como sueño alcanzar la meta y convertirse en "unicornio", logrando una valorización de mercado sobre US$1.000 millones.

Cuando no se realiza la apertura de bolsa, el proceso de valorización es un poco más complejo. Ferraro explica que "en etapas pre-seed y seed, donde el modelo de negocios aún no ha sido probado y es muy difícil llegar a una valorización, es común que se utilicen instrumentos como las notas convertirles o SAFE, que dilatan la discusión para etapas más avanzadas".

Mientras que en las siguientes etapas se buscan métricas que midan la evolución teniendo en consideración el número de clientes, entre otras variables. "Una vez que la startup tenga track record probado, se puede valorizar mediante flujos de fondos futuros y/o múltiplos comparables", puntualiza Ferraro.

Fuente
Artículo tomado de La República
Privacidad · Condiciones · Publicidad · Contactenos · Cookies · Colombia Fintech © 2020
Copyright 2019 - Colombia Fintech, Asociación Colombiana de Empresas de Tecnología e Innovación Financiera